el monitorio notarial | abogados castalla

El monitorio notarial

La Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria introdujo lo que se ha llamado “el monitorio notarial”.

El monitorio notarial está concebido siguiendo los criterios con los que se ha regulado el monitorio judicial.

El monitorio notarial consiste en que el acreedor solicita al notario que remita un requerimiento de pago al deudor.

El deudor puede adoptar las mismas posiciones que con respecto al monitorio judicial:

  • negarse a ser notificado, con lo cual el requerimiento se considera realizado.
  • oponerse en el plazo de 20 días indicando las razones por las cuales no debe en todo o en parte la cantidad que se le reclama.
  • pagar la cantidad que se indica en el requerimiento.

Los aranceles del notario van en función del importe que se reclama.

En el caso de que el deudor resida en un domicilio diferente al del despacho del notario éste puede remitir el expediente a otro notario que tenga su despacho abierto en la localidad del deudor.

El deudor puede pagar directamente al acreedor o bien hacerlo al notario.

En el caso de que se oponga al pago de la cantidad el acreedor habrá de instar ante el juzgado el procedimiento que corresponda en función de la cuantía:

  • En caso de que se reclamen más de 6.000 € será necesario interponer demanda de juicio ordinario, y hasta esa cantidad demanda de juicio verbal.
  • Para el caso de que se superen los 2.000 € el demandante habrá de comparecen asistido de abogado y procurador.
  • El notario no realiza la liquidación de los intereses remuneratorios y moratorios, con lo que el acreedor no podrá cobrarlos si no realiza él mismo la liquidación.

El monitorio notarial permite deducirse el IVA no cobrado de las facturas impagadas (Artículo 80.3 de la Ley del IVA) y acreditar fehacientemente la interrupción de la prescripción en el proceso de reclamación de la deuda (Artículo 1973 Código Civil).

Características del monitorio notarial:

  • No se necesita abogado ni procurador.
  • El notario, redacta un acta en la que se recogen los datos de la deuda, del deudor y la reclamación del impago.
  • El monitorio notarial tiene la misma validez que una sentencia de un procedimiento judicial.
  • No tarda más de 1 mes, luego hay que acudir al juzgado, pero con la posibilidad de asegurar el pleito a través del embargo.
  • El monitorio en el juzgado tarda una media de 9 meses.

Por otra parte, el monitorio notarial no se puede utilizar para reclamar las empresas deudas a particulares en contratos en los que estos últimos actúan como consumidores, y no como profesionales o en el ejercicio de una actividad empresarial.

Tampoco pueden reclamarse por este procedimiento deudas por alimentos.

Por lo que se refiere a la reclamación de deudas por arrendamiento de fincas rústicas o urbanas, hay que señalar que se pueden reclamar a través del notario.

Sin embargo, la reclamación de este tipo de deudas suele ir acompañada de la solicitud de desahucio del arrendatario, lo cual nos ha de llevar necesariamente a presentar la reclamación en sede judicial.

Temas relacionados

© Servicios Empresariales Geslegal | Bufete de Abogados en Castalla (Alicante) | Asesoria juridica | Partido judicial de Ibi | Llama ahora 649 540 073

El monitorio notarial